domingo, febrero 22, 2009

Los Psiquiatras cubanos discuten y establecen la Psiquiatría para un régimen totalitario.

De cómo los Psiquiatras cubanos, - buenos algunos de ellos-, discutían y diseñaban la práctica de su disciplina en las década de los 60’s. Como lograron enlodar el ejercicio de la Medicina y servir de peones de infantería del tenebroso Ministerio del Interior (Policía Política). Estos y otros asuntos se tratan a continuación en el material que hemos estado presentando en este Blog acorde con un documento del II Conferencia Nacional de Instituciones Psiquiátricas que aparece en la Red. Los distinguidos psiquiatras cubanos así argumentaban:
José Ángel Bustamante (Ponencia: "Planificación de psicoterapia"): (...) Hacemos hincapié en este aspecto pues creemos que es necesario que los psicoterapeutas logren el dominio de las diferentes técnicas para de ese modo poder aplicar en muchos casos técnicas breves de gran utilidad (...) El psicoanálisis, cuyo valor no discutimos y a cuyo fundador Freud reconocemos su papel trascendente en el desarrollo de la psicoterapia, se ha visto sucedido por otras técnicas de más breve duración y base científica suficiente como para que no sean desvalorizadas. Es por ello que luchamos contra la desvalorización de todas esas técnicas y contra la posición unilateral en pro del psicoanálisis, técnica por cierto la más prolongada y la que ofrece menos oportunidad de atender un mayor número de pacientes, sin que pretendamos por ello excluir su utilización (...)
Dr. García Fleites: -. (Ponencia: "Plan para la utilización de los médicos psiquiatras de la reserva del Ejército en tiempos de paz") (...) Ninguna unidad militar podrá enviar miembros de la FAR a instituciones civiles ya sea solicitando asistencia psiquiátrica o peritaje (...) En ningún momento los médicos reservistas podrán recomendar baja del servicio activo a ningún miembro de las FAR (...)
Dr. Florencio Villa Landa: -. (Ponencia "La psiquiatría en tiempo de guerra") (...) Participan en la lucha hombres y mujeres, adolescentes y ancianos, hasta los inválidos. El espectáculo del pueblo cubano cuando la invasión de Girón, y en la reciente crisis del Caribe, despierta el recuerdo de las grandes gestas de la historia, episodios de la Biblia, Sagunto, las Guerras Revolucionarias de la Unión Soviética y de la China de Mao (...) Empero, sería ceguera desconocer que también en las guerras de liberación y defensa, los habitantes arrastran una pesada herencia, la de las lacras, costumbres y modalidades acumuladas en siglos de explotación (...) No es posible que hombres y mujeres, sobre todo los de la clase media --aunque no sólo de ésta-- se desprendan de inmediato de las taras del pasado. A menudo se necesita un largo, difícil y duro proceso de rehabilitación y readaptación. Claro está que la Revolución pone principalmente sus esperanzas en la gente nueva, en los niños y jóvenes que está formando, pero también tiene que contar con la gente madura, y ha de afrontar a los que están viciados, a los que son activa o potencialmente contrarrevolucionarios (...)
Dr. Ordaz:
Cumplimos la misión que se nos ha designado de acabar con la lacra que dejaron aquellos que nos abandonaron, y que olvidaron siempre a los infelices que perdían la razón (...)
Dra. Clotilde García Mauri: -.Yo considero que todo Proyecto de Ley resulta muy difícil de hacer, y que lo que el Dr. Galigarcía ha traído aquí no es en sí un Proyecto, sino un ante-Proyecto (...) Se ha hablado aquí de peligrosidad. Si el compañero Feijoo estuviera presente no se sabe lo que nos hablaría con respecto a eso. Pero eso de que solamente la policía o cualquier otra persona porque considere que Fulano de Tal es peligroso lo lleve a un Hospital, en eso yo no estoy de acuerdo, porque eso llenaría los hospitales; y si el juez interviene, ¿a dónde irían a parar? (...) En cuanto al procesado, ahí la cosa cambia. Claro que con el procesado el Poder Judicial está en primer lugar. Pero lo ideal sería que todo procesado sea examinado. Es que la Ley de Ejecución de Sanciones lo dice, lo que pasa es que no se cumple: debe ser examinado por el médico, y en ese examen médico la verdad que debería incluirse un examen psiquiátrico (...) A otra cosa que quería referirme, y que todavía está vigente (...) La Ley de Ejecución de Sanciones establece que un individuo que está cumpliendo una sanción en un reclusorio o en una cárcel, si se enferma real y verídicamente, se le traslada al Hospital de Mazorra, se le suspende la sanción, señores, y si a los diez años se cura, vamos a suponer, entonces tiene que seguir cumpliendo la sanción y ese tiempo no cuenta. Es algo que francamente yo no sé porque existe. El Código de Defensa Social vigente es bastante adelantado, en comparación con otros países; está tomado, se puede decir, del Código Italiano del año veintiuno, que es uno de los más adelantados del mundo en ese sentido. Y nosotros tenemos que cambiarlo, porque ha cambiado la base económica del país (...)
Dra. Cuní:-. Es lamentable que los archivos que recogen la historia completa de Torrens, que era el único organismo que trataba los problemas de la delincuencia juvenil, hayan sido destruidos (...) Sí creo que hay un alto índice de patología psiquiátrica en instituciones de delincuencia, que recogen grandes masas y grandes grupos de muchachos. Yo creo que eso es un hecho.
Cuando yo estaba todavía allí [en Torrens, 1962] el compañero Adolfo Rivera, que hoy dirige la UJC, me invitó a visitar algunas de las instituciones que ya entonces estaba creando el Ministerio del Interior. Una de ellas era la institución de Jaruco; cuando llegué, me encontré que la mayor parte de los adolescentes psicóticos fugados de Torrens se encontraban allí. Me imagino que en otros muchos lugares pase así.
Abdo Canasí: (...) Sentimos gran alegría por la Ley que nos trajo el profesor Galigarcía, pero ha quedado un tanto coja (...) Por ejemplo, no se señala qué concepto se tiene de homosexuales, prostitutas, etc.; que son tratados por el Ministerio del Interior y hoy en día es tierra de nadie, porque incluso yo participé en el Ministerio del Interior hace como dos años en una reunión primaria que hubo para el tratamiento de la prostitución, y había personas que inclusive querían hacer hasta un tranque --como le llamaban: un tranque, entre comillas-- de prostitutas en toda la nación, recogerlas, creando prácticamente un problema de orden público, a pesar de que después el Ministerio del Interior sí llevó una política correcta, como la que está llevando hoy, en cuanto al tratamiento de la prostitución.
Dra. Clotilde García Mauri: -. Voy a aprovechar para hacer una aclaración, porque parece que no me expresé lo suficientemente bien, y quiero dejar aclarada mi postura (...) En la intervención anterior me referí en una forma muy vaga a la Filosofía del Derecho (...) Naturalmente, no me referí a que se siga aquí una filosofía del derecho antiguo, no puede ser otra esa ley --de ninguna manera-- que una filosofía basada en el marxismo y en el Derecho que una Revolución nos da. Eso lo digo por las palabras del doctor Villa Landa (...) Y me refería a que era un Código, en la etapa anterior que nosotros vivíamos, bastante adelantado en comparación con otros países; de ninguna manera digo que ese Código tenga que estar vigente, ni muchos menos (...) Entonces, reiterar una vez más que no estoy de acuerdo en cuanto al hecho de que los enfermos mentales tengan que estar sometidos constantemente a vigilancia judicial, porque eso es una complicación que no viene al caso.
Dr. Diego González Martín: -. (...) La Primera Conferencia Nacional de Instituciones Psiquiátricas ha constituido un éxito dentro de los objetivos del año de organización, planificación y coordinación de los trabajos en materia de Higiene Mental que se llevan a cabo por los Ministerios de Salud, Ministerio de Educación, Ministerio del Interior y las Fuerzas Armadas (...) Se aprueba la corrección de la política en materia de Higiene Mental, consistente en el estrecho vínculo con el pueblo, la utilización de los recursos y fuerzas sociales de la Revolución, creación de salas de psiquiatría, planes para la renovación del Hospital Psiquiátrico, hospitales diurnos, etc. (...) Se acuerda por unanimidad felicitar la labor desplegada por los compañeros del Ministerio del Interior en su esfuerzo en la reeducación de determinados grupos sociales, en los que se expresa de manera elocuente la aplicación de los principios de la Revolución en el tratamiento de los problemas sometidos a su cuidado, caracterizados entre otras cosas por un contenido de honda y profunda solidaridad humana y un acertado programa reeducativo que se basa en la exaltación del trabajo socialista y el ejercicio pleno de la dignidad del hombre (...) Se determina la ampliación de la Comisión Asesora de Psiquiatría del MININT, así como la creación de subcomisiones necesarias para el logro de sus fines.
(Revista del Hospital Psiquiátrico de La Habana, vol. 4, no 3, 1963)

2 comentarios:

Gonzalo Hernandez dijo...

Alla por el año 1966 mis padres, mi madre principalmente, decidieron llevarme a ver al doctor Vega Vega un psiquiatra que en eso años habia fundado una institucion que le llamaban "El Hogar 15". No tengo la menor idea de porque el nombre ni mis padres recuerdan tampoco.
Estaba ubicado en la calle primera creo que entre ocho y diez en el vadado frente a lo que conociamos por el Camilo Cienfuegos. Era antes de la revolucion un club privado del cual tampoco me acuerdo el nombre.
Mi madre preocupada por nuestra salud mental me llevo a ver al tal Vega Vega y despues de "estudiarme" decidio que yo era mas inteligente de lo que debia, es decir, tenia la inteligencia de un niño de seis años teniendo tres solamente.
Y para El Hogar 15 fui a parar. Estuve hasta la edad de cinco años que empece en la escuela regular. Me imagino que no curado del todo ya que de vez en cuando tenia que ir al hospital Aballi(no se si se escribe asi) a fajarme con varios niños tirandonos almuadas entre dos supuestas murallas de madera.
Yo adoraba El Hogar 15 y a mi maestra una negra altisima y extremandamente dulce. Nos llevavan a la playa. Teniamos un huerto y una piscina. Comiamos bien y dormiamos la siesta en un salon con una escalera de marmol enorme donde yo me creia que estaba en un palacio hermoso.
Siempre comi bien asi que nunca tuve que ir al salon morado o vileta, donde a los que no comian les tiraban la comida en la cara y los embarraban de potaje o lo que hubiera. Los gritos de oian en todo el lugar. Mi hermana, que estuvo en el Hogar 15 por timida segun Vega Vega, a veces sufrio de esos embarres.
Pero de lo que no me escape fue de decir mentiras y por eso a los mentirosos y a los que decian malas palabras los embarraban de mercuro cromo o violetas hencianas y asi pintado uno tenia que irse para su casa.
Recuerdo que habia hijos de famosos conmigo en el Hogar 15. Un hijo de Ojeda el guitarrista del conjunto de Palmas y Cañas y el hijo de Mario Limonta y Aurora Basnuevo los actores. Este era como medio retrasado y me pusieron a enseñarle ha abrocharse los cordones de los zapatos. Siempre me ponian a eseñar algo a los demas niños.
Al doctror Vega Vega lo veiamos de vez en cuando solos en su oficina, nos hacia preguntas yestabamos un rato jugando alli me imagino que siendo observados. A el tristemente se le murio un hijo en un accidente años mas tarde. Mi hermana mayor se hizo psicologa y el fue uno de sus profesores.
Nunca habia escrito de esto ni se si alguien recuerde el Hogar 15. No se cuantos niños estuvieron sometidos a los terribles experimentos. Tengo 45 años y nunca lo olvidare.

Medicina Cubana Blog dijo...

Si llegue a conocer por referencias al Dr Vega Vega.
En cuanto a la escuela a la que usted se refiere, no dudo que se trataba de alguna escuela especial de tipo experimental por aquellos tiempos.
Hago notar que la escuela que usted mencina se ubica muy cerca de las viviendas que ocupaba en el vedado Celiz Sanchez y flia asi como Fidel quien estgaba en esos predios con frecuencia.
No dudo que fue una Escuela Especial para hijos de dirigentes y que incluian otros ninos como "tapadera"
Claro los metodos que usted senalan eran muy interesantes .